viernes, enero 09, 2009

Medicina celular: una defensa biológica contra el cáncer sin efectos secundarios

Medicina celular: una defensa biológica contra el cáncer sin efectos secundarios

La mayoría de los pacientes no fallecen por el tumor que se forma en un órgano, p. ej., el hígado, sino por la proliferación de las células cancerígenas en su organismo (metástasis). Por lo tanto, si se quiere luchar con éxito contra el cáncer hay que evitar que se produzca la mutación y expansión de las células cancerígenas dentro del organismo.

Justo este objetivo lo han conseguido el Dr. Rath y su equipo de investigadores: bloquear la proliferación de las células cancerígenas con sustancias naturales y sin efectos secundarios perjudiciales, con independencia del órgano en el que haya comenzado a formarse el cáncer.

Los nutrientes esenciales pueden detener la proliferación del cáncer en el organismo

Antes de pasar a exponer en detalle el mecanismo en el que se basa la defensa biológica contra el cáncer, es importante conocer las características más importantes de las distintas células, cancerígenas con independencia de su origen o del tipo de célula del que se trate:

  1. El aumento incontrolado de las células. Los factores hereditarios que se encuentran registrados en el núcleo de la célula pueden modificarse a través de distintos factores de influencia (p. ej. medicamentos, tabaco, radiaciones) de tal forma que las células mediante la "desprogramación del software de la célula" alojado en el núcleo de la célula, comienzan a multiplicarse de forma incontrolada, lo que conduce a la formación de tumores.
  2. La producción desenfrenada de enzimas que digieren el colágeno. La segunda característica típica de una célula cancerígena es la producción continua e incontrolada de enzimas que digieren el colágeno (colagenasas). Con ayuda de estas colagenasas, las células cancerígenas pueden salir del tumor, romper el tejido conjuntivo que las rodea, introducirse en los vasos sanguíneos y linfáticos y expandirse por todo el cuerpo para formar tumores metásticos (metástasis) en otros órganos. Cuantas más enzimas que digieren el colágeno mayor producción de células cancerígenas, con más rapidez se forma la metástasis y peor es la evolución de la enfermedad cancerígena.

Los nutrientes esenciales más importantes para frenar y controlar el cáncer son la vitamina C y los aminoácidos lisina, prolina y arginina, los minerales selenio, cobre y manganeso, así como la N-acetilcisteína y los polifenoles (determinadas sustancias naturales que se encuentran en el té verde).

Esta combinación de nutrientes esenciales naturales se ensayó a fondo en el Instituto de Investigación de Medicina Celular Dr. Rath en los EE.UU. Estos nutrientes esenciales se combinan de manera óptima en lo referente a su composición y concentración y, por lo tanto, presentan una sinergia biológica, es decir, los efectos se refuerzan de forma recíproca.

Así es como funciona la defensa biológica contra el cáncer.

La medicina celular influye de forma decisiva en todas las fases de la defensa biológica contra el cáncer:

  1. Se inhibe la proliferación de células cancerígenas (metástasis).
  2. Se inhibe selectivamente el crecimiento del tumor.
  3. Se detiene selectivamente el crecimiento de los vasos sanguíneos que abastecen al tumor.
  4. Se favorece selectivamente la necrosis de las células cancerígenas.

Los resultados de nuestras investigaciones demuestran que puede bloquearse por completo la proliferación de todas las células cancerígenas ensayadas hasta la fecha con ayuda de una combinación de nutrientes esenciales dosificada de manera óptima.

 

Representación esquemática del bloqueo de la expansión de las células cancerígenas a través de nutrientes celulares: Las enzimas que digieren el colágeno seccionan el tejido conjuntivo colindante ("comecocos" de color rojo). La lisina (un aminoácido) y otros nutrientes esenciales pueden bloquear estas enzimas y evitar de esta manera la proliferación del cáncer (cuña de color verde).


A continuación se documenta en detalle este revolucionario descubrimiento médico aplicable a la defensa biológica contra el cáncer con ayuda de los resultados obtenidos en las investigaciones realizadas sobre el cáncer óseo (ostesarcoma) (véase la ilustración de la página opuesta).

Nuestros estudios demuestran que con ayuda de la medicina celular pueden bloquearse totalmente los siguientes tipos de células cancerígenas:

  • Cáncer de mama
  • Cáncer de útero
  • Cáncer de ovarios
  • Cáncer de próstata
  • Cáncer de pulmón
  • Cáncer de hígado
  • Cáncer de piel (melanoma)
  • Cáncer de sangre (leucemia)
  • Cáncer de huesos (osteosarcoma)
  • Tumor cerebral (neuroblastoma)
  • Cáncer de riñones
  • Cáncer de vejiga
  • Cáncer en el tejido conjuntivo (carcinoma sinovial)
Más informción:
www.drrathresearch.org

Los nutrientes esenciales detienen la proliferación de las células del osteosarcoma en el tejido conjuntivo

A través de una serie experimental especial se examinó la influencia de los nutrientes esenciales en la capacidad de las células del osteosarcoma de expandirse por el organismo. Mediante esta investigación pudieron comprobarse los efectos de los distintos nutrientes esenciales en la capacidad de las células cancerígenas de introducirse en la membrana del tejido conjuntivo. Sin los nutrientes esenciales casi todas las células del osteosarcoma podían introducirse libremente a través del tejido conjuntivo. Tras administrarse una dosis suficiente de nutrientes esenciales, pudo detenerse al 100% la proliferación de las células del osteosarcoma.

Los nutrientes esenciales inhiben la producción por parte de las células del osteosarcoma de enzimas que digieren el colágeno (colagenasas).

En el Instituto de Investigación de Medicina Celular Dr. Rath también se estudió la capacidad de los nutrientes esenciales de inhibir la producción de las "herramientas de corte biológicas" (colagenasas) que resultan decisivas para que se produzca la proliferación de las células cancerígenas en las células del osteosarcoma. Si no se proporciona una cantidad suficiente de nutrientes esenciales, las células del osteosarcoma producen una cantidad incontrolada de colagenasas. Cuantos más nutrientes esenciales se administraban, menor número de colagenasas se producían en las células cancerígenas. Con una dosis suficiente de nutrientes esenciales pudo paralizarse totalmente la producción de colagenasas.

Los nutrientes esenciales pueden detener la formación de nuevos vasos sanguíneos en las células del osteosarcoma. Al igual que sucede con otros tipos de cáncer, el osteosarcoma para poder seguir creciendo también necesita su propio abastecimiento de sangre una vez que ha alcanzado un tamaño determinado. Para formar los vasos sanguíneos se segregan factores de crecimiento (en la jerga técnica: VEGF) que hacen que determinadas células formen nuevos vasos sanguíneos. Estas células se agrupan para formar estructuras con forma de tubo a partir de las cuales se forman nuevos vasos sanguíneos. Los estudios realizados en nuestro Instituto de Investigaciones han demostrado que los nutrientes esenciales son capaces de detener la formación de factores de crecimiento de las células del osteosarcoma, así como la formación de vasos sanguíneos para los tumores.

Los nutrientes esenciales pueden destruir selectivamente las células del osteosarcoma

La fase terapéutica decisiva para acabar con una enfermedad cancerígena es la necrosis de las células cancerígenas. Las células sanas de nuestro organismo mueren después de un tiempo determinado y son substituidas por células nuevas. Este programa de la muerte celular natural está incluido en la herencia genética del núcleo de las distintas células y se denomina apoptosis. Todos los tipos de cáncer, inclusive el osteosarcoma, son capaces de librarse de este programa de muerte celular natural y convertirse en "inmortales" mediante una desprogramación patológica del software alojado en el núcleo de la célula. Los estudios realizados en nuestro instituto de investigaciones demuestran que los nutrientes esenciales son capaces de reprogramar las células cancerígenas obligándolas a morir. Lo decisivo en este caso es que estas sustancias naturales consiguen reprogramar selectivamente las células cancerígenas sin afectar a las células sanas.

Los resultados de estos estudios ponen de manifiesto una vez más la superioridad de la medicina celular sobre tratamientos convencionales contra el cáncer como la quimioterapia, que forzosamente destruye tanto a las células cancerígenas como a las sanas.

Nadie puede afirmar ya que no hayan pruebas científicas que demuestren la eficacia de la medicina celular en su lucha contra el cáncer. En la página opuesta se documenta el número cada vez mayor de publicaciones científicas y congresos especializados en los que se han presentado hasta ahora los hechos científicos que demuestran la eficacia de los nutrientes esenciales. A continuación, se reproduce un resumen de una de estas publicaciones científicas en el que se documentan claramente pruebas de la eficacia de los nutrientes esenciales en el osteosarcoma (cáncer óseo). Antes de procederse a la publicación, científicos independientes comprueban los resultados de las investigaciones.

Effectos de los micronutrientes en las células del osteosarcoma humano

W. Roomi, V. Ivanov, T. Kalinowsky, A. Niedzwiecki, M. Rath
– Oncology Reports, vol. 12, 2004 –

Resumen

El tratamiento actual del osteosarcoma, un tumor maligno que aparece en las células del tejido conjuntivo (células mesenquimáticas) tiene un pronóstico pésimo. El tiempo de supervivencia está también relacionado con el único tratamiento que se conocía hasta ahora y con el que se producía la regeneración del cáncer. Por este motivo, se necesitan con urgencia nuevas terapias que sean eficaces y estén libres de efectos secundarios. Estudios recientes que hemos realizado en nuestro instituto de investigaciones han demostrado que una combinación compuesta de lisina, prolina, arginina, ácido ascórbico y catequina (EGCG) tiene efectos inhibidores en distintos tipos de cáncer. La sinergia de estos nutrientes esenciales tiene efectos inhibidores en el cáncer, produciéndose el bloqueo de lo que se conocen como enzimas digestivas del colágeno (metaloproteinasas de la matriz), las enzimas clave para la propagación del cáncer y la metástasis.

Resultados

La formación de metaloproteinasas 2 y 9 se redujo gracias a la sinergia de nutrientes esenciales administrados en la dosis adecuada, produciéndose el bloqueo total con una concentración de 500 ug/ml. La proliferación de células de osteosarcoma a través de la matriz del tejido conjuntivo se bloqueó por completo a partir de una concentración de 100 ug/ml.

Conclusiones

Nuestros resultados demuestran que las sinergias de nutrientes esenciales estudiadas son una terapia extraordinaria para el tratamiento del osteosarcoma, pues tienen un efecto inhibidor sobre la formación de metalproteinasas y la proliferación de las células cancerígenas, los parámetros más importantes en la detención el cáncer.

Texto completo en:www.drrathresearch.org



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Nutrición Práctica Para Pacientes Con Cáncer

Nutrición Práctica Para Pacientes Con Cáncer

Por: Paul Chek
Todos nosotros tenemos cáncer en nuestros cuerpos. ¿Pero porqué no morimos todos de cáncer? ¿Porqué a pesar de que la tecnología médica ha avanzado hay más personas muriendo de cáncer hoy día? ¿Porqué es que los atletas, quienes hacen ejercicio todos los días y viven a punta de comidas de "alto rendimiento' están muriendo de cáncer?
A pesar de que el gobierno Estado Unidense ha invertido billones de dólares en la investigación para el cáncer, los enfermos de este mal son cada día más. Es más, la incidencia de cáncer se ha disparado en un 44% desde 1950. A este paso, el cáncer pronto será la principal causa de muerte en los Estados Unidos (1), superando las enfermedades cardíacas. Actualmente uno de cada tres Norte Americanos padecerá de cáncer a lo largo de su vida y uno de cada cuatro morirá de este mal. Se estima que para el año 2010 uno de cada dos personas tendrá cáncer.
Cuando uno considera que en la actualidad se han generado más avances en el área de la medicina, la nutrición y en general en todas las ramas dedicadas al cuidado de la salud y que hay más doctores per capita que nunca antes en la historia, rápidamente nos es obvio que algo anda mal con nuestro enfoque actual! ¿Será que tratar el cáncer y buscar una cura a través de estudios no es la solución?

Para alcanzar la salud debemos estudiar a las personas saludables!
Es un hecho que todos tenemos células cancerígenas en nuestros cuerpos en un momento u otro en nuestras vidas (2), sin embargo, no todos desarrollamos cáncer maligno. Es también bien entendido que antes de la aparición de las comidas procesadas, el cáncer se manifestaba muy raramente. A pesar de esto, la investigación moderna para el cáncer sen enfoca en estudiar la enfermedad con la ilusión de encontrar una cura o un tratamiento. Pero si miramos las estadísticas que muestran un incremento en la incidencia de cáncer, podría decirse que luego de 50 años de buscar una cura las investigaciones han fracasado miserablemente.

En mi experiencia clínica, he encontrado que si quieres aprender de salud, debes estudiar a quienes son saludables! El concepto de estudiar a aquellos que gozan de la buena salud no es nuevo. En 1936, un respetado dentista, investigador y experto en el tema de la nutrición humana, el Dr. Weston A. Price, viajó por el mundo estudiando las poblaciones indígenas y correlacionando sus hábitos alimenticios con la incidencia en cáncer y otras enfermedades degenerativas y las caries (3). Price encontró una y otra vez que en las tribus o culturas que consumían dietas integrales (naturales, no procesadas), las caries y las enfermedades degenerativas eran casi desconocidas. (figura 1)
Price, también encontró que las enfermedades como el cáncer eran casi desconocidas en muchas culturas. Mire estas fotos en las figuras 1 & 2 y pregúntese ¿cuáles de estas fotos muestran las personas que fueron expuestas a las comidas del hombre blanco en lugar de a su dieta nativa?
Las investigaciones del Dr. Price son consistentes con los hallazgos realizados por el famoso médico Dr. Francis Marrion Pottenger, quien escribió el libro "Los Gatos de Pottenger" (4). En sus estudios exhaustivos, Pottenger, claramente demostró que al exponer a los gatos a la leche pasteurizada o las carnes procesadas se desataba una rápida degeneración física y se presentaban malformaciones corporales; sus observaciones clínicas sugieren que sucede lo mismo con los seres humanos, el Dr. Pottenger afirmo "la nutrición es pues, uno de los elementos más importantes en la salud preventiva".
Sin importar que proceso de enfermedad se estudie, la correlación entre una nutrición deficiente y las enfermedades, incluyendo el cáncer, es evidente en los estudios ya sea con animales o humanos. Nuestros hábitos alimenticios actuales están produciendo enfermedades a un paso alarmante. Considere lo siguiente:
  • El Departamento de Agricultura Estado Unidense (USDA) ha impuesto nuevas reglas para lo que se considera "seguro para el consumo humano" incluyendo los cuerpos con yagas abiertas y ciertas enfermedades en los animales que consumimos. Las enfermedades que no representan un peligro a la salud de quienes las consumen incluyen: cáncer, enfermedades causadas por gusanos intestinales, yagas, artritis infecciosa, y un tipo de neumonía que le da a las aves. (5)
  • Nuestra comida contiene residuos petroquímicos de plásticos que tienen propiedades estrogénicas las cuales tienen la habilidad de interferir en el sistema endocrinológico de los seres humanos y demás animales.
  • La persona promedio consume 150 libras de azúcar al año. Esto significa que por cada persona que sólo consume 5 libras hay otra que está consumiendo 300 Lbs (7).
  • El Norte Americano promedio consume 20 libras al año (peso seco) en preservativos, aditivos, y colorantes (8). Un alto porcentaje de estos químicos son sintéticos y su impacto en la salud humana no ha sido investigada.
Con toda esta información en mente ¿qué podemos hacer con un paciente que tiene cáncer y que podemos hacer para no convertirnos en uno?

Activar nuestro mecanismo de sanación interno
El cuerpo está bien equipado para lidiar con el cáncer, pero este proceso depende mucho de la nutrición, que puede prevenir el 50-90% de todos los cánceres (1). ¿Pero tenemos alguna idea de lo que es una alimentación adecuada? Las librerías están llenas de libros con recomendaciones contradictorias de nutrición y los doctores no ofrecen una mejor alternativa. No es por coincidencia que el trabajo de pioneros en el área de la nutrición como los Doctores Price , Pottenger y mucho otros sugieren que uno no puede tratar la enfermedad que tiene la persona sino la persona que tiene la enfermedad. Estos pioneros al igual que muchos otros demostraron que cuando vivimos de acuerdo a nuestra naturaleza y a nuestro diseño biológico, las enfermedades son una rara ocurrencia.
Mientras hay toneladas de libros de nutrición disponibles, los estudios en poblaciones saludables muestran varios hallazgos consistentes que le darán el apoyo nutricional para mantener un cuerpo con un sistema inmune saludable. Examinemos cuales son:

Consumo de agua
Nuestros cuerpos están hechos de aproximadamente 75% agua y el tejido de su cerebro es 85% agua (9). Hoy día los niños y los adultos consumen una cantidad alarmante de bebidas altamente procesadas que son carbonadas, llenas de colorantes, azúcares y esto sin mencionar el alcohol!
Si usted desea alcanzar un nivel óptimo de salud y tener un sistema inmune funcional, debe consumir por lo menos la mitad de su peso en libras en onzas de agua limpia, esto es a diario. Es recomendable tomar agua manantial de botella, pues según investigaciones recientes, literalmente, todos los sistemas híbridos del mundo están contaminados con químicos industriales y residuos de medicamentos. Las marcas que más se venden son una buena alternativa, pues esto reduce el tiempo que el agua permanece en las estanterías de las tiendas, lo que minimiza el tiempo que el agua ha permanecido en contacto con los contenedores plásticos en los que se almacena.
Beber la mitad de su peso en onzas de un agua de buena calidad, diariamente, le dará a su maquinaria celular uno de los constituyentes principales de producción de energía. El agua limpia también es vital para el funcionamiento del sistema nervioso central, el sistema digestivo; eliminativo y los sistemas de desintoxicación. Cada vez que su sistema digestivo, de eliminación o de desintoxicación estén funcionando a niveles sub-óptimos, puede estar seguro de que su sistema inmune se vera agobiado.

Aliméntese con comida orgánica cada vez que le sea posible
No importa lo que le digan, las carnes, los vegetales, y las frutas crecidas con los métodos convencionales de la agricultura moderna, contienen altos niveles de pesticidas, herbicidas, fungicidas y/o residuos de antibióticos y hormonas (visite The Ecologist para obtener más información al respecto). Adicionalmente, hay evidencia contundente que sugiere que nuestras tierras están desgastadas gracias a la agricultura convencional (visite The Soil Association para mayor información) lo que no nos deja más opción que recurrir a los granjeros locales que siembran comidas orgánicas. Estas comidas poseen la habilidad de no sólo mantener la salud de nuestros cuerpos sino también la de nuestro sistema inmune. Fue la sabiduría de la madre naturaleza junto con sus técnicas agrícolas lo que nos trajo aquí, sin embargo los granjeros convencionales y la industria de la agricultura moderna creen que pueden superar la inteligencia de la naturaleza y con esta actitud, han desatado una epidemia de enfermedades que hoy en día nos agobia! Es más muchos médicos que utilizan la nutrición para sanar el cáncer insisten que sus pacientes consuman nada más que comidas orgánicas, pues son libres de residuos químicos y la calidad de los macro y micro-nutrientes es superior.

Aliméntese con comidas enteras
Todos los nativos y las poblaciones saludables estudiadas por los pioneros en salud comían comidas enteras o integrales, es decir, en su estado natural. Aquellos quienes procesaban sus alimentos, lo hacían al mínimo y con métodos naturales, no con químicos o procesos artificiales. La mayoría de las culturas nativas se comían los órganos de los animales por su alto contenido vitamínico y de nutrientes esenciales. Además los animales salvajes (de caza) tienen niveles más altos de grasas no saturadas en su carne, que los animales criados convencionalmente. Los pollos y los huevos de gallinas que crecen en praderas tienen una mayor concentración de los ácidos grasos Omega 3, que las gallinas y los huevos crecidos convencionalmente bajo encierro.
Mientras comer una dieta integral es más difícil en nuestra vida moderna de stress y comidas rápidas, debemos recordar que no estamos diseñados para vivir a punta de comidas procesadas ni bajo estos niveles alarmantes de stress. Estos factores no existían en las poblaciones nativas que estaban libres de cáncer y otras enfermedades.

Conozca su tipo metabólico
Durante los últimos 10 años, he utilizado los métodos para identificar el tipo metabólico (10) con mis clientes lo que me indica la proporción óptima de rangos de macro-nutrientes para ellos. Este sistema funciona en armonía con los hallazgos del Dr. Price quien encontró que los rangos de macro-nutrientes (carbohidratos, grasas y proteínas) varían significativamente de región a región según su estudio de poblaciones saludables. Por ejemplo, los Esquimales eran saludables con dietas en las que consumían 90% grasas y proteínas y sólo 10% carbohidratos, mientras que los Indios Quetchus de Sur América fueron saludables con dietas en las que predominaban los vegetales.
El reto es que muchos de nosotros no sabemos a que "tribu" pertenecemos porque provenimos de culturas interraciales que se han mezclado por generaciones. Así es que la forma en la que una persona come, no es necesariamente la manera en la que usted se debe alimentar! Esta puede ser la razón por la cual algunas dietas sugeridas por ciertos libros le funcionan a unas personas y a otras no. Si conoce su tipo metabólico y lo aplica cuando consume carnes orgánicas y las frutas y vegetales, usted tendrá un cuerpo saludable con un sistema inmune fuerte y si tiene cáncer le estará dando a su organismo las herramientas para activar su mecanismo de sanación interna.

Lea los empaques de los alimentos
Tengo una regla bastante simple que comparto con mis clientes, "si no puede pronunciar la palabra en el empaque, no se lo meta a la boca" Hoy nuestros hígados están trabajando más de la cuenta debido a que están expuestos a cantidades masivas de químicos artificiales provenientes de nuestros alimentos. En 1900, nuestros hígados tenían mucho menos de qué preocuparse que hoy en día, pues no estaban expuestos a las cantidades alarmantes de medicamentos, preservativos, químicos y metales pesados a los que estamos expuestos hoy en día (figura A & B)!

Para darle un ejemplo de lo cuidadosos que debemos ser para protegernos del bombardeo al que es sometido nuestro hígado con químicos tóxicos, considere que el sabor de "fresa" (utilizado en la malteada de fresa de Burger King) tiene 40 ingredientes químicos que no son mencionados en la lista de ingredientes porque caen bajo un porcentaje del volumen total del producto y son catalogados como "GRAS" o "generalmente catalogado como seguros" (11). La próxima vez que lea un empaque de diga "colorantes artificiales" o "sabores artificiales" querrá pensarlo dos veces antes de metérselo a la boca.

Entrene, pero no se agote
No existe la menor duda de que el ejercicio es esencial para tener un cuerpo sano y un metabolismo óptimo. Sin embargo, ¿cual es ese límite entre muy poco y mucho ejercicio y la cantidad adecuada? La evidencia sugiere que cuando ejercitamos, el funcionamiento de nuestro sistema inmune mejora, sin embargo, cuando hacemos demasiado ejercicio el sistema inmune se suprime. Esto se ha demostrado con los corredores de largas distancias que muestran una alta incidencia de enfermedades respiratorias debido al abuso del ejercicio (12). Vale la pena señalar que hay mucha información disponible acerca del tema del abuso del ejercicio si es que desea aprender más al respecto. Sepa que el ejercicio es una forma de stress para el cuerpo que puede ayudar o hacerle daño a la persona dependiendo de cómo se utilice. Si usted de por sí tiene un cliente que tiene mucho stress físico tenga en mente que su programa de ejercicio puede ser lo que desborde a su cliente.

En conclusión
Si usted o un cliente tienen cáncer o si quiere evitar esta enfermedad, le recomiendo enfáticamente que analice los factores que han sido constantes a través del tiempo en las poblaciones saludables. Mientras que hay cosas que rescatar de la medicina accidental y los métodos nutricionales convencionales, las estadísticas de cáncer y enfermedades, dejan claro el hecho de que debemos volver a lo básico si queremos vivir una vida feliz, saludable y productiva

Referencias

    1. Quillin, P. Beating Cancer with Nutrition. Tulsa, Oklahoma: The Nutrition Times Press, Inc., 1994.
    2. Livingston-Wheeler VWC, Addeo EG: The Conquest of Cancer. Franklin-Watts, New York, 1984.
    3. Price, Weston A, DDS, Nutrition and Physical Degeneration, Price-Pottenger Nutrition Foundation, Inc. La Mesa, CA. 1939.
    4. Pottenger's Cats: A Study in Nutrition. Price-Pottenger Nutrition Foundation, Inc. La Mesa, CA. 1983.
    5. "The Ecologist" (p. 11) October, 2000.
    6. Foster, J. MD "Crucifers and Cancer". Weston A. Price Foundation http://www.westonaprice.org/women/natural_protection.html.
    7. Challem, J., B. Berkson, and M.D. Smith. Syndrome X: The Complete Nutritional Program to Prevent and Reverse Insulin Resistance. New York: John Wiley & Sons, 2000.
    8. Brostoff, J and Gamlin, L. Food Allergies and Food Intolerance. Inner Traditions Intl Ltd, 2000.
    9. Batmanghelidj, F., MD. Your Body's Many Cries For Water. Global Health Solutions, Inc., Falls Church, VA, 1997.
    10. Wolcott, W. MD. The Metabolic Typing Diet. Doubleday, 2000.
    11. Schlosser, Eric. Fast Food Nation. Boston, New York: Houghton Mifflin, 2001.
    12. Mackinnon, L.T. Advances in Exercise Immunology. Champaign, IL: Human Kinetics, 1999.

AHANAOA A. C.  
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña    
Fundador y presidente.  

GRUPO NUTRICION CIENTIFICA ORTOMOLECULAR ANTIENVEJECIMIENTO

Grupos de Google
Suscribirte a NUTRICION ORTOMOLECULAR
Correo electrónico:
Consultar este grupo

TRATAMIENTO ORTOMOLECULAR

TRATAMIENTO ORTOMOLECULAR PARA EL CANCER... COMO TRATAR EL CANCER?